Qué actividades conllevan más riesgo de contagio

Disfrutar de una cerveza en una terraza, reunirse con familiares o amigos, ir de compras o volver a la peluquería. Te contamos qué actividades conllevan más riesgo de contagio ante la vuelta a la nueva normalidad.

Todos estamos deseando volver a la nueva normalidad cuanto antes. Surge la prisa por volver al gimnasio, volver a ver a nuestros seres queridos, ir a la playa, al bar de debajo de casa, a disfrutar de las rebajas…

¿Qué actividades conllevan más riesgo de contagio? No todas son igual de potencialmente peligrosas. Y quizás tengas una idea equivocada de cuáles serán las más seguras.

Las actividades con menor riesgo

Puede parecer que ir a la peluquería sea una actividad de alto riesgo, por la cercanía que tenemos que tener con nuestro peluquero. Pero no es así.

Los expertos afirman que es una actividad con riesgo medio de contagio, ya que estos negocios han sido de los primeros en extremar las medidas de higiene. El uso de mascarilla es fundamental, y los peluqueros y profesionales de estética deben lavarse las manos con mucha frecuencia para reducir al mínimo los riesgos de contagio. Es importante también que solo haya un cliente por peluquero para evitar que se acumule gente en el interior de los locales.

Pasear, hacer ejercicio al aire libre o caminar por el campo o por la playa son actividades con un bajo riesgo de contagio. La clave aquí consiste solo en evitar horas demasiado concurridas y tratar de buscar espacios con poca gente para mantener la distancia.

Las tiendas, siempre que vayas con mascarilla y reduzcan mucho su aforo, también son un lugar relativamente seguro.

Aumenta el riesgo de contagio en restaurantes y gimnasios

Los restaurantes todavía tendrán que esperar a la fase 2 para poder abrir el interior de sus locales. En las primeras fases de desescalada solo tienen permitido funcionar en las terrazas.

Y es que el interior de restaurantes tiene un riesgo medio alto de contagio del virus. Lo mismo ocurre con los gimnasios, que no podrán reabrir hasta llegada la fase 3.

En los gimnasios hay que tener especial cuidado, porque todo el mundo toca las mismas máquinas y nos tocamos después la cara sin darnos cuenta. Si te preocupa el riesgo de contraer el virus, mejor esperar antes de volver al gym.

Será imprescindible que los responsables de los gimnasios desinfecten cada máquina después del uso de cada uno de los clientes.

Los mayores peligros

Los lugares con una alta concentración de personas, como los estadios de fútbol o los festivales de música son unos de los eventos más peligrosos y no es recomendable acudir este verano.

También hay un alto riesgo de contagio en el interior de cines o teatros. Y en las iglesias, donde se puede llegar a concentrar mucha gente en un espacio cerrado.

Lo más peligroso, según los expertos, son los bares, donde el riesgo de contagio se dispara. La esencia de estos negocios de basa en una alta concentración de clientes en sitios reducidos, donde es casi imposible mantener la distancia de seguridad con otras personas.

Cuidado con las reuniones con amigos y familiares

Es una de las cosas que más estamos deseando recuperar. Volver a ver a nuestros seres queridos después de tanto tiempo es de las primeras cosas que todos queremos hacer en cuanto nos den permiso.

Deberíamos, no obstante, tomarlo con calma. Las reuniones con otras personas que no vivan en nuestro domicilio es, junto a los bares, la actividad más peligrosa.

Primero, porque no sabemos exactamente qué han hecho o dónde han estado esas personas, o si padecen el virus de forma asintomática. Y segundo, porque en esas situaciones será muy poco probable que mantengamos todas las precauciones: mascarilla, dos metros de distancia, no tocarnos, no abrazarnos…

Debemos recordar que el aislamiento de otras personas es la mayor herramienta que tenemos para contener el virus. Y que cuanto más tiempo lo mantengamos, menor será el riesgo de que el virus se siga propagando.

shares