Alopecia femenina, un problema más común de lo que parece

Es hora de hablar de la alopecia femenina. Se trata de un problema del que se habla muy poco pero mucho más común de lo que parece. Ni siquiera las famosas se libran de sufrirlo. Y precisamente algunas de ellas se han atrevido de hablar de ello en público.

¿Cuáles son las causas de la alopecia femenina? Y sobre todo, ¿qué pueden hacer las mujeres para solucionarlo? Hablamos de todo ello a continuación.

Sí, la alopecia femenina existe, y debemos hablar de ello

La alopecia afecta mucho más a los hombres que a las mujeres. Pero también ellas se ven afectadas por la caída del cabello. La alopecia femenina no suele acabar en calvicie total. Sin embargo, la pérdida de pelo puede ser tan visible que cause un gran complejo a la mujer que la sufre.

Después de todo, el pelo es uno de los atributos a los que las mujeres prestan más atención. Lucir un corte y un color bonito, además de un pelo sano y voluminoso, es una preocupación habitual para la mayoría de mujeres. De ahí que apenas se hable de la alopecia en mujeres, porque para gran parte de la sociedad sigue siendo un tema tabú.

alopecia femenina

La pérdida de densidad del cabello, o directamente la caída del mismo, se produce sobre todo en la parte central superior de la cabeza, más cercana a la frente y alrededor de la raya. Después, en los casos más severos, puede extenderse hasta llegar a la coronilla o la parte de las sienes.

¿Cuáles son las principales causas de la alopecia en mujeres?

alopecia femenina

El primer factor que lo desencadena es, según los médicos, el cambio hormonal que se produce en el cuerpo femenino con la llegada de la menopausia. Es en ese momento cuando las mujeres suelen volverse más anchas, por ejemplo, aunque continúen siendo delgadas. Y en algunos casos pueden comenzar a sufrir una caída del cabello que supera lo normal.

Sin embargo, no debemos pasar por alto e factor emocional. Las mujeres son más propensas a que el estrés y los nervios causen estragos en su cuerpo. Nuestro estado de ánimo se nota en nuestra piel, en la salud de nuestros músculos, en la calidad de nuestro sueño… y en nuestro pelo. La alopecia nerviosa es más habitual de lo que creemos en mujeres con mucho estrés o que sufren depresión.

Y a diferencia de los otros tipos de alopecia, la nerviosa es temporal y reversible. La pérdida de cabello se produce de forma repentina y por motivos que no tienen nada que ver con la salud del pelo. Si se curan las causas y los niveles de ansiedad descienden, lo más probable es que el pelo vuelva a la normalidad.

alopecia femenina

La tercera causa de la caída de cabello en mujeres es el maltrato o mal cuidado capilar. Los tintes, la decoloración, los secadores, las planchas… Los productos de peluquería suponen una agresión importante para la fibra capilar. Si se abusa de ellos, ésta puede resultar dañada. Y pronto el pelo comenzará a perder fuerza, densidad y a caerse.

Este es el principal motivo por el que famosas como Keira Nightley o Jada Pinket Smith han sufrido problemas de alopecia femenina. Nightley, por ejemplo, declaró que llegado un momento exigía usar pelucas en los rodajes para no seguir maltratando su propio pelo. Y Jada acudió a muchos eventos con turbantes. Que estas famosas hayan reconocido su problema ayuda mucho a visibilizar una condición médica que muchas otras mujeres sufren, pero de la que se habla poco o nada.

¿Cómo pueden solucionar la alopecia las mujeres?

alopecia femenina

Si lo que provoca la caída del cabello es un maltrato excesivo del pelo, la solución es sencilla. Lo primero es seguir una correcta higiene capilar. Y lo segundo, utilizar productos de calidad y no abusar de tratamientos demasiado agresivos. Existen coloraciones sin amoníaco, por ejemplo. Y protectores contra el calor de los secadores y planchas. No olvidemos las extensiones, que también agreden el cabello y el cuero cabelludo.

En el caso de la alopecia nerviosa, es necesario atajar las causas, porque la caída del cabello es solo un aviso de nuestro cuerpo. Es una forma que tiene de decirnos que debemos rebajar los niveles de ansiedad. Cuidar la alimentación, descansar lo suficiente y acudir a un psicólogo si es necesario ayudará a frenar la caída del cabello.

Si se nos cae el pelo por cuestiones hormonales, hay tratamientos que pueden ayudar a mitigar el problema. Y también champús y pastillas que venden en las farmacias, aunque en este caso los médicos no están muy convencidos de su efectividad. En los casos más graves de alopecia en mujeres se puede recurrir a los implantes capilares.

shares
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola