Cómo tratar los distintos tipos de tos

La tos nos acompaña durante los meses de invierno más a menudo de lo que nos gustaría. Pero no todas las toses son iguales. En este artículo te ayudaremos a saber cómo tratar los distintos tipos de tos.

¿Por qué tosemos?

como tratar los distintos tipos de tos

La tos es un acto reflejo de nuestro organismo, la forma que tiene nuestro cuerpo de intentar expulsar algo que nos molesta. Por eso, solemos tener tos cuando nuestro sistema respiratorio está obstruido o irritado.

Los catarros en invierno y las alergias primaverales son causas habituales de tos. Sin embargo, el tabaquismo o enfermedades como el asma también pueden provocar tos.

Toser de forma persistente puede convertirse en un verdadero incordio. Pero para saber cómo tratar los distintos tipos de tos primero hay que saber distinguirlos.

Los dos tipos de tos

como tratar los distintos tipos de tos

Podemos dividir la tos en dos tipos: la tos seca o irritativa y la tos productiva. La forma más fácil de diferenciarlas es averiguando si hay o no expectoración.

La tos productiva, a veces se llama tos de pecho, porque viene acompañada de mocos, flemas y congestión. Con la tos productiva, nuestro cuerpo trata de liberar esas flemas que están alojadas en nuestro sistema respiratorio.

En la tos seca, por el contrario, no hay mocos ni congestión en el pecho y la garganta. Es una tos que no podemos reprimir, y que termina irritando nuestra garganta.

La tos seca suele venir causada por alergias, asma o tabaquismo, entre otras causas. La productiva se produce cuando por un refriado sufrimos una infección en las membranas mucosas de las vías respiratorias.

Ahora conocemos los dos tipos más comunes de tos y sus principales causas. Veamos ahora qué tenemos que hacer con cada uno.

¿Cómo tratar los distintos tipos de tos?

como tratar los distintos tipos de tos

La tos productiva es, como hemos visto, un mecanismo de nuestro cuerpo para intentar liberar los mocos que no nos permiten respirar bien. Si tenemos este tipo de tos, no debemos intentar detenerla.

Más al contrario, se trata de ayudar a esa tos a llevar a cabo su tarea. Es decir, deberemos tomar jarabes u otros medicamentos que tengan un efecto expectorante. Así, ayudaremos a diluir la congestión que obstruye nuestras vías respiratorias. Y al toser, conseguiremos expulsar las flemas y mocos con más facilidad.

Es muy importante también mantenernos bien hidratados si tenemos tos productiva. Beber agua constantemente, e ingerir alimentos con mucha agua y poca sal nos ayudará. Caldos, sopas, espárragos, frutas, zumos… Harán que nuestras vías respiratorias se mantengan hidratadas y la congestión desaparezca antes.

como tratar los distintos tipos de tos

Ante un caso de tos seca la solución debe ser otra. Como hemos dicho, esta tos es más «irracional», y no tiene una verdadera función. Suele responder a una irritación de la garganta. Y esta irritación va empeorando a medida que tosemos más y más.

Lo correcto son jarabes antitusivos, que nos ayudarán a cortar los ataques de tos cuanto antes. Los caramelos, las infusiones o la miel también ayudarán a calmar nuestra garganta y reducir la sensación de picor y cosquilleo que acompaña a la tos seca.

Recuerda que esta es una información básica. Si la tos es persistente (dura más de tres semanas) o si la padece un niño o una persona mayor, lo correcto es ir a la consulta del especialista.

shares