¿Conoces los síntomas de un infarto?

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados. Y sin embargo, según la Fundación Española del Corazón la mayoría de infartos deberían prevenirse.

sintomas de un infarto

¿Por qué no ocurre así? En gran medida porque la gente desconoce cuáles son los síntomas de un infarto. Muchas veces no les dan la importancia que merecen y los confunden con síntomas de otras enfermedades menos graves.

Además, como la mayoría de los infartos (alrededor de un 75%) se producen cuando estamos solos en el hogar, cuando llega la ayuda es demasiado tarde.

La importancia de reaccionar rápido

sintomas de un infarto

En casos de infarto o ictus, recibir una atención efectiva lo más rápido posible es crucial. Solo así aumentamos nuestras posibilidades de sobrevivir. Y conseguimos además minimizar las secuelas que puedan quedarnos después.

La Fundación Española del Corazón avisa: en caso de infarto, las posibilidades de sobrevivir se reducen cada minuto un 10%. Por eso es necesario conocer bien los síntomas de un infarto y actuar con rapidez.

Los principales síntomas de un infarto

sintomas de un infarto

Cuando pensamos en los síntomas de un infarto, a todos nos viene a la cabeza un dolor en el brazo izquierdo. Pero hay muchas más señales que no debemos pasar por alto.

Un infarto se produce cuando a nuestro corazón no le llega la sangre necesaria. El tabaquismo, la tensión alta, el abuso del alcohol o el sobrepeso son factores de riesgo a la hora se sufrir enfermedades cardíacas.

Aparte del ya conocido dolor en el brazo, hay que tener en cuenta que el principal síntoma de infarto es un dolor agudo en el pecho, que en realidad irradia hacia los brazos.

Se trata de una sensación de presión constante y que si se extiende por un tiempo superior a los 10 minuto debe alarmarnos. Es posible que se combine con dificultad para respirar.

sintomas de un infarto

El aumento de la sudoración, los mareos, las náuseas y una sensación de cansancio extremo también son señales que debemos tomarnos en serio y que pueden indicar que estamos empezando a sufrir un infarto de miocardio.

También podemos notar que nuestro ritmo cardíaco se altera de forma repentina. Y en ocasiones las molestias en el pecho son tan intensas que llegan incluso a producir dolores en la espalda o el cuello.

En caso de sentir algunos de estos síntomas, lo correcto es buscar ayuda cuanto antes. Conducir hasta el hospital más próximo no es buena idea, porque podemos sufrir o provocar un accidente por el camino.

Lo mejor es llamar al servicio de emergencias para que nos atiendan y diagnostiquen los profesionales, lo más rápido posible.

shares
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola