Depresión por el consumo de cigarrillos electrónicos

Depresión asociada al consumo de cigarrillos electrónicos
Fotografía: CuídatePlus

Muchas son las alternativas para erradicar el consumo de tabaco. Una de ellas, y la más popularizada, es la sustitución de los cigarros de tabaco por los vapeadores electrónicos. Sin embargo, el consumo de los mismos puede desarrollar fuertes depresiones, más, incluso, en el caso de los jóvenes. Hoy en Salud y Mente te contamos todo sobre la depresión asociada al consumo de cigarrillos electrónicos. ¡No te lo puedes perder!

La moda de los cigarros electrónicos

Estamos ya acostumbrados a escuchar que “las autoridades sanitarias advierten que el consumo de tabaco perjudica gravemente su salud”. El consumo de tabaco tuvo su época de apogeo cuando quien no fumaba no “estaba a la moda”. 

Sin embargo, con el paso de los años se descubrió que el consumo de tabaco estaba íntimamente relacionado con el creciente número de casos positivos de cáncer y de muertes en nuestro país. 

Depresión asociada al consumo de cigarrillos electrónicos
Fotografía: Ideal

A la par, diversas empresas comenzaban a entender que existía un nicho de mercado a explotar: las alternativas al tabaco. Por ello, muchas de estas comenzaron a fabricar cigarros electrónicos que con el tiempo se convertirían en productos muy demandados por la sociedad.

Podemos hablar, entonces, de una pandemia, prácticamente, en algunos países como Estados Unidos, en el que el número de personas que consumían este producto se disparó de manera considerable, incluso en la población más joven mayor de 18 años. 

Un problema de marketing

La idea parecía buena: un cigarro electrónico que sacia tus ganas de fumar y además no era nocivo para tu salud; a ojos de cualquiera el negocio perfecto. Sin embargo, y con el paso del tiempo, nos hemos dado cuenta de la forma en la que nos engañaron.

Cuanto estalló el boom de estos cigarrillos electrónicos, los científicos se lanzaron a investigar los efectos que las sustancias líquidas que se han de verter en el interior tenían en las personas, y vieron que verdaderamente este tipo de alternativa no distaba tanto de lo perjudicial de los cigarros de tabaco tradicionales.

Fotografía: Johns Hopkins

Es por ello que pronto comenzaron a dispararse noticias en redes sociales y medios de comunicación de personas que habían tenido que ser ingresadas en hospitales por problemas respiratorios derivados de las sustancias que contenían los líquidos para los cigarrillos electrónicos. 

Sin embargo, con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta que no se trata de consecuencias puntuales e inmediatas, sino que se desarrolla una depresión asociada al consumo de cigarrillos electrónicos.

La depresión asociada al consumo de cigarrillos electrónicos:

En una investigación llevada a cabo en entre 2016 y 2017 y publicada en JAMA Network Open Trusted Source, se afirma que se llevó a cabo un estudio estadístico. La muestra representativa de la población era de cerca de 900.000 personas y los datos fueron reveladores.

Fotografía: El Semanario sin Límites

De esta investigación se extrajeron datos muy significativos: el 34% de los participantes que consumían cigarrillos electrónicos habían desarrollado en alguna ocasión depresión clínica, frente al 15% que nunca habían probado esta sustancia. Del mismo modo, el 27% de los que habían consumido cigarrillos electrónicos tiempo atrás tenían más riesgo de padecer depresión.

Recuerda

En Salud y Mente trabajamos para acercarte de primera mano las noticias más relevantes que nos afectan a diario. Si te ha gustado este post sobre “depresión asociada al consumo de cigarrillos electrónicos” no dudes en visitar nuestra página web. En ella tenemos un montón de artículos confeccionados a tu medida y que pueden resultarte de interés. ¡Te estamos esperando!

shares