Estrés navideño, qué es y cómo evitarlo

Las fiestas de Navidad son tiempo de celebración, amor, y alegría. Pero también de ansiedad. Las prisas, el exceso de compromisos sociales, el consumismo descontrolado… todo ello puede derivar en estrés navideño.

Se trata de un mal que cada vez afecta a más gente. Y no solo nos impide disfrutar de la Navidad, también puede llegar a suponer un serio riesgo para nuestra salud.

El estrés navideño afecta a 6 de cada 10 personas en estas fechas. Y en su mayor parte, las personas afectadas son mujeres, muy por encima de los hombres. La razón es sencilla. Todavía son ellas las que cargan con el peso de muchas de las tareas: las compras, la preparación de las comidas y las cenas…

Los efectos más habituales del estrés navideño son los dolores de cabeza, el insomnio, los dolores musculares y la irritabilidad. Pero en algunos casos, puede causar males mucho mayores: ataques de ansiedad, dolor en el pecho, dificultad para respirar, problemas cardíacos…

Cómo evitar el estrés navideño

El primer consejo, y el más importante, es no intentar llegar a todo. Comprar y elaborar, por ejemplo, una cena para 10 uno solo puede ser una tarea demasiado grande. Hacer que cada invitado traiga algo a la cena (el vino, el postre, algún entrante) te quitará carga de trabajo y ahorrarás tiempo y ansiedad.

Tampoco te comprometas a quedar con todo el mundo o a participar en mil y un amigos invisibles. Calcula el tiempo que tienes, y reserva siempre algo para ti. Da un paseo, ve al gimnasio, lee ese libro que lleva en la mesilla de noche meses… cuidar de ti misma hará que estés más relajada y de mejor humor para cuidar de los demás.

Aprender a decir «no» también es muy importante. Si no te apetece esa copa con amigos del colegio de los que hace 20 años que no sabes nada, ¿para qué ir? Decir que no a ese compromiso te dará la opción de decir que sí a otro plan que te apetezca más.

No gastes por encima de tus posibilidades. En Navidad, controlar el bolsillo resulta muy complicado. Pero derrochar hoy te traerá mucho estrés mañana. Antes de las fechas, calcula el presupuesto que tienes para regalos, comidas, copas, ropa… y no lo sobrepases.

shares