La OMS alerta: los adolescentes son cada vez más sedentarios

La salud de nuestras futuras generaciones está en riesgo. Un 80% de los adolescentes en el mundo no hace el ejercicio físico recomendado. Y las consecuencias de este sedentarismo creciente tendrán graves consecuencias en su salud dentro de unos años.

La OMS acaba de hacer público un macro estudio en el que ha analizado los patrones de ejercicio físico de los jóvenes en distintos países del mundo. Entre los años 2001 y 2016 la organización estudió la actividad física diaria de 1,6 millones de adolescentes de 146 países diferentes.

Y los resultados de la investigación, publicados hoy, son muy poco alentadores. Solo uno de cada cinco adolescentes en el mundo realiza la práctica física necesaria para llevar una vida saludable.

La OMS recomienda hacer al menos una hora de ejercicio diario. No parece demasiado complicado. Sin embargo, más del 80% de los adolescentes no llegan a ese tiempo. Una de las principales causas, según la OMS, son las nuevas tecnologías, que absorben cada vez más tiempo de los jóvenes que en muchos casos se pasan el día mirando una pantalla.

Entre los chicos los resultados son algo menos malos. Sin embargo, las adolescentes son cada vez más sedentarias. Los investigadores apuntan a que esta brecha de género pueda estar causada en algunos casos por la inseguridad que viven las niñas y mujeres en algunos países. El aumento de la violencia o la inseguridad en las calles afecta más a las chicas que a los chicos. En consecuencia, ellas pasan más tiempo en casa.

También hay que tener en cuenta que el fomento del deporte suele calar más entre los chicos. En muchos países aún no es habitual ni está bien visto que las chicas quieran jugar al fútbol, al baloncesto, o practicar cualquier otro deporte.

Sin embargo, también los padres tienen parte de la responsabilidad. Los investigadores hablan de la costumbre en alza de utilizar el coche para cualquier trayecto en muchos lugares. Esto implica que los adolescentes anden cada vez menos.

Los tres países en los que el sedentarismo afecta menos a la población joven son Estados Unidos, Bangladesh e India. Sin embargo, incluso en estos países estamos hablando de entre un 60 y un 75% de adolescentes que no hacen el ejercicio físico suficiente.

En la otra cara de la moneda, los tres países más sedentarios son Filipinas, Corea del Sur y Camboya. En estos lugares, más del 90% de los adolescentes no realizan ejercicio físico diario.

Las consecuencias a medio y largo plazo son desastrosas. El estudio dibuja una generación que se enfrenta a un aumento desmedido de la obesidad y los problemas cardiovasculares, que cada vez estará más aislada y se relacionará menos con los demás, que tendrá dolencias óseas y musculares y muchos otros trastornos de salud. En nuestra mano está cambiar su presente para mejorar su futuro.

shares