¿Sirven para algo los humidificadores? ¿Son saludables?

sirven para algo los humidificadores

¿Sirven para algo los humidificadores de aire? En los últimos tiempos parece que se han puesto de moda. Y es posible que te estés planteando comprar uno, sobre todo si tienes niños. Pero antes de hacer la compra te informamos sobre estos aparatos. ¿Realmente sirven para algo? ¿Son buenos para la salud? ¿Tienen alguna contraindicación? Te lo contamos todo aquí.

La humedad ideal en tu hogar

La contaminación, la sequía, las calefacciones… todos estos elementos hacen que el ambiente en las ciudades y en las casas sea cada vez más seco. Para que nuestra vivienda sea saludable debemos alcanzar en ella un nivel óptimo de humedad relativa. Sin embargo, es una cuestión cada vez más difícil.

sirven para algo los humidificadores

Los expertos recomiendan que la humedad relativa ideal en una casa debe estar entre el 40 y el 60%. Si la humedad es superior a ese porcentaje, se creará un ambiente insano en casa, en el que pueden proliferar los hongos y el moho. Por el contrario, si la humedad no llega al 40% el ambiente estará demasiado seco. Esto facilita las afecciones respiratorias, la sequedad ocular y otros trastornos.

¿Qué hacer cuándo el nivel de humedad en casa es demasiado bajo? La primera opción que suele venirnos a la cabeza es comprar un humidificador. Estos pequeños electrodomésticos ayudan a subir la humedad de los ambientes a través del vapor que diseminan. ¿Realmente sirven para algo los humidificadores? Sí, es cierto que con ellos se puede aumentar el nivel de humedad de nuestro hogar.

Sin embargo, no están exentos de peligros. No es cierto que prevengan los catarros en los niños, como se dice. Y tampoco son nada recomendables si padecemos asma u otras afecciones respiratorias. Te contamos por qué.

El principal peligro de los humidificadores

sirven para algo los humidificadores

Decir que estos aparatos son peligrosos para la salud parece una exageración. Sin embargo, decir que son inocuos tampoco es del todo correcto. Los humidificadores pueden convertirse en un nido de bacterias y moho.

Y es que los filtros y conductos por los que pasa el agua caliente que convierten en vapor siempre están húmedos, y resulta muy sencillo que los microorganismos crezcan en ellos. Además, es muy habitual que la acumulación de hongos y moho en su interior hagan que el vapor que expulsan tenga un olor bastante desagradable. El problema es que muchas veces no nos damos cuenta de ello por las esencias aromáticas que solemos utilizar en nuestros humidificadores.

Si quieres comprar un humidificador y utilizarlo de forma segura limpia el interior del aparato con mucha frecuencia, y vacía el envase para el agua cuando tengas el humidificador apagado.

Cómo aumentar la humedad en casa sin comprar un humidificador

sirven para algo los humidificadores

¿Crees que un humidificador es la única forma de aumentar la humedad relativa en casa? ¡Para nada! Existen otras formas de hacer que el ambiente en casa sea más húmedo y agradable sin la necesidad de comprar estos aparatos eléctricos.

Uno de los trucos es comprar pequeños recipientes de agua para colocar en los radiadores. Con el calor de la calefacción, el agua se evaporará de forma natural humedeciendo el aire de nuestro hogar. El mecanismo funciona exactamente igual que el de los humidificadores.

Otro de los trucos es tener plantas en casa. Este remedio es muy utilizado por las personas con una humedad excesiva en su hogar. Efectivamente, muchas plantas son buenas para absorber el exceso de humedad. Y de la misma forma, algunas sirven para todo lo contrario, y nos ayudará a tener un ambiente menos seco en casa.

Plantas como el cedro, el ficus o la lengua de suegra son muy buenas para los ambientes secos. Humedecen el ambiente, renuevan el oxígeno y luchan contra el polvo.

shares